2/12/18

"Más azucar significa menos agua". La financiación de la agroindustria azucarera a los partidos de la derecha salvadoreña pone en jaque el derecho humano al agua




La agroindustria azucarera ha realizado en los últimos doce años grandes donaciones a los partidos de derechas de El Salvador. En su intento de privatizar el agua, la derecha mantiene en la actualidad paralizada la legislación sobre este recurso, mientras las organizaciones sociales, con un apoyo quizás mayor del deseado de la cooperación internacional, continúan creando conciencia, movilizándose y haciendo frente a un creciente sentimiento de resignación. 

Artículo de Armando Jacinto, Oscar Ruiz y Samuel Ventura publicado en la revista Pueblos. Versió en català en aquest enllaç  “Més sucre significa menys aigua. La financiació de l’agroindústria sucrera als partits de la dreta salvadorenca posa en escac el dret humà a l’aigua”

La Secretaría de Participación, Transparencia y Anticorrupción de El Salvador dio a conocer este año la lista de los financiadores de los partidos políticos de este país. Estas listas mostraron dos tipos de donantes: ciudadanos y ciudadanas, por un lado, y personas jurídicas (como empresas, gremiales, asociaciones, sociedades, fundaciones y universidades), por otro. Las donaciones proporcionaron a los partidos $69,259,644.98 (casi 60 millones de euros) en los últimos doce años[1].

De la totalidad de donaciones registradas por el Ministerio de Hacienda, el partido ARENA, de extrema derecha, es el que ha percibido la mayor parte: el 64,2%. Le sigue el FMLN, de izquierda, con el 18,8%; el PCN, de extrema derecha, con el 7,8%; el PDC, también de extrema derecha, con el 5,1%, y GANA, de derechas, con el 3,1%. El 1% restante se reparte entre otros partidos.

La mayoría del financiamiento de ARENA, el partido político que más dinero ha recibido en donaciones en los últimos once años, proviene de empresas. El FMLN recibe el 18% de todas las donaciones, pero el 90% de sus recursos los proporcionan ciudadanos y ciudadanas.

Esta lista ha sido muy reveladora porque ha permitido a la ciudadanía identificar quiénes son los principales financiadores de cada grupo. Así mismo, ha puesto de manifiesto la gran cantidad de dinero recibido por los partidos de derechas por parte de las empresas de la agroindustria azucarera del país.

De acuerdo a la lista, entre 2008 y 2017 las empresas azucareras (entre las que sobresalen CASSA, los Ingenios El Ángel, La Cabaña, Chaparrastique, Jiboa y familias vinculadas a la industria como los Tomás Regalado Dueñas y Tomás Regalado O´Sullivan) desembolsaron al menos $3.2 millones (2,77 millones de euros), siendo el principal receptor el partido de extrema derecha ARENA, que solo en 2013 recibe $1.3 millones (1,12M€), y en 2017, $430 mil (370k€). Ese mismo año los partidos PCN y PDC recibieron $200 mil (172 mil €) y $80 mil (69 mil €), respectivamente.

Agroindustria azucarera y partidos políticos

Curiosamente, los dos momentos (2013 y 2017) en que estas empresas hicieron los desembolsos más grandes a los partidos políticos coinciden con dos acontecimientos en la Asamblea Legislativa relacionados con el tema del agua. La relación del financiamiento de la industria azucarera y todos los partidos políticos de derecha es más que evidente.

En 2013 se hace la presentación de la propuesta de Ley de Gestión Integral del Recurso Hídrico, conocida como Ley de los Regantes, cuya autoría fue aceptada (un año después) por la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), que propuso constituir una autoridad del agua conformada por una mayoría de la empresa privada.

Esto llama mucho la atención porque esta propuesta de Ley hecha por la ANEP (un organismo similar a la CEOE española) entrampa la Ley General de Agua presentada por las organizaciones sociales que conforman el Foro del Agua.

Ya se había discutido hasta el artículo 92 de la Ley General, pero los partidos de la derecha pidieron retomar desde el artículo 10, en el que se define el órgano rector del agua en El Salvador. Hasta la fecha esto sigue siendo un punto de discusión sobre el que no hay acuerdo entre los partidos de derecha, la oligarquía, el movimiento social y el FMLN, porque la derecha busca que la dirección corra a cargo de un organismo autónomo controlado por la empresa privada.

En el año 2017 los partidos de derecha se unen y presentan la propuesta de Ley Integral del Agua, en donde dejan clara, nuevamente, su intención de crear una autoridad con mayoría de funcionarias y funcionarios propuestos por la ANEP, así como de generar condiciones para la privatización de los servicios de ANDA. Esta propuesta es aún más lesiva que la presentada en 2013 y coincide también con un desembolso importante por parte de los financistas de los partidos de derecha (ARENA, PCN, PDC y GANA).

Usos del agua y sector agropecuario

Las estadísticas agropecuarias del Ministerio de Agricultura demuestran que en los años 1996 y 1997 la superficie cultivada con caña de azúcar en El Salvador era de 79,773 m2, mientras que en el año 2015 dicha superficie cultivada ascendía a 120,363 m2, lo que supone un incremento del 50,88%.
De acuerdo con los datos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales[2], el sector agropecuario demanda actualmente el 54,15% de todo el recurso hídrico. Este sector ocupa el primer lugar, sobre los demás usos del agua.

De las superficies que utilizan riego, el 36% se usa en la caña de azúcar y el 48% para pastos. Entre ambos usos suman el 84% del área total destinada para riego. Además, se prevé que para el año 2022 la demanda de agua para riego tenga un crecimiento del 15,17% para el sector agropecuario.

Según el Plan Nacional de Gestión Integrada del Recurso Hídrico en El Salvador[3], la mayor cantidad de agua contabilizada para riego proviene de ríos. Esto no incluye la gran cantidad de pozos utilizados para el riego de caña de azúcar y pastos que no están contabilizados y no tienen permisos para funcionar. Para hacerse una idea, basta prestar atención al aumento de áreas cultivadas en municipios ubicados en la franja costera del país, donde se perforan pozos sin siquiera ver la afectación a las zonas aledañas.

Con esta información resulta claro que el objetivo que persigue la agroindustria azucarera al financiar a los partidos políticos es defender su interés corporativo para impedir que se apruebe una legislación que tutele el derecho al agua y la alimentación, y así continuar con el despojo del agua en los territorios cultivados con caña de azúcar.

Una nueva correlación de fuerzas

El 4 de marzo de este año tuvieron lugar las elecciones para elegir a las y los diputados y alcaldes para el periodo 2018-2021 en El Salvador. Los resultados finales dejaron una derecha fortalecida dentro de la Asamblea Legislativa, quien, votando en bloque, puede aprobar créditos o elegir a las personas que ocupen las magistraturas de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y la Fiscalía General de la República. Además, tendrán la posibilidad de superar los vetos del presidente Salvador Sánchez Cerén, todo ello independientemente del voto de la bancada del FMLN.

Es decir, que hasta el 30 de abril de 2018 (una vez que se hizo efectiva la toma de posesión de la legislatura 2018-2021) hubo una legislación con los contrapesos necesarios y que de alguna manera había detenido la propuesta de Ley Integral de Agua presentada por los partidos de derecha, y que como hemos visto representa solo los intereses de sus financiadores.

El único camino que las organizaciones sociales visualizaban era que, si la derecha aprobaba una ley privatizadora, el presidente de la Republica la vetase. Se necesitan 56 votos para superar el veto presidencial. Con la nueva conformación, la derecha puede pasar por encima del veto y del contrapeso que hacen (hacían) los 23 diputados y diputadas del FMLN.

Así pues, con la nueva correlación de fuerzas en el parlamento salvadoreño aumenta el riesgo de que el agua, un derecho humano fundamental, sea privatizada.

Los desafíos del movimiento social

Ante esa situación van surgiendo desde los territorios más afectados espacios de participación de organizaciones sociales que buscan visibilizar la problemática del agua. Esto se ha visto facilitado porque en estos últimos nueve años ha habido más apertura de los entes públicos a proporcionar información sobre lo que estaba ocurriendo.

Hay que puntualizar también que con los fondos de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), a través del Fondo del Agua, se pudieron crear el Diagnóstico Hídrico del País, el Plan Nacional Hídrico, el Plan Nacional de Cambio Climático, el Plan Nacional de Atención a Sistemas Rurales de Agua Potable y el Catastro Nacional de Sistemas Comunitarios de Agua.

Todos estos instrumentos son importantes porque ofrecen una perspectiva de la situación hídrica del país y contribuyen a que se visibilice la problemática y exista más organización desde los territorios para demandar el agua como un derecho. Sin embargo, hay que cuestionar que se invirtieron grandes cantidades de dinero y en su mayoría fueron empresas españolas quienes los elaboraron de una manera que no generaron datos completamente fiables (se hicieron vía internet o por teléfono, sin verificación in situ).

Las organizaciones sociales llevan doce años exigiendo una Ley General de Aguas que no ha sido aprobada debido a los grandes intereses que ya se han mencionado. Falta también un marco jurídico: no hay un canon de pago por el uso que se hace ni control de cuánta agua se extrae de los acuíferos.

Pese al compromiso de las organizaciones que desde los territorios luchan por la defensa del agua, tal vez por no lograr concretarse un marco regulatorio favorable, se ha ido produciendo un desencanto en la población.  Esto se traduce en la reducción de la participación de la gente en movilizaciones, que, hasta cierto punto, siente resignación, que “que no se puede hacer nada”. Es un sentimiento muy negativo, porque genera estancamiento también en la organización, en la movilización y la resistencia, posibilitando que ciertos conflictos territoriales se vayan profundizando y no exista capacidad de denuncia.

Las organizaciones sociales se motivan a mantener la presencia y grados de sensibilización, pero cada vez es más difícil, pues tampoco se disponen de los recursos suficientes para mantener activa esa masa crítica. Esto provoca, en parte, que sea la cooperación internacional la que tenga que mantener estos niveles de actuación, cuando debería de ser un compromiso más natural de las agendas políticas del país.

Puesto que no existe voluntad política suficiente a nivel de partidos, de funcionariado o de estructuras del Estado para dar respuesta a esta situación, no hay duda de que el trabajo y las estrategias que las organizaciones sociales desarrollen será de mucha importancia para generar conciencia en la ciudadanía y no dejar que la nueva Asamblea Legislativa privatice el agua en El Salvador.


Armando Jacinto, Oscar Ruiz y Samuel Ventura forman parte de la Asociación Comunitaria Unida por la Agricultura (ACUA) de El Salvador.

25/11/18

Imagenes del II Foro sobre Violencias Urbanas #CiudadesDepaz

 


El pasado 8 de noviembre acabo el II Foro sobre Violencias Urbanas con 5000 participantes y 1000 experiencias que se han dado cita en Madrid. Muchisimas gracias a todas y todos a los asistentes al taller de Huacal de esta mañana "Las heridas abiertas de El Salvador. Verdad, Justicia y Reparación 27 años después de los Acuerdos de Paz".

Os dejamos con algunas imagenes...  Muchas gracias a todas y todos por tantos aprendizajes !! Nos vemos el 2019 !!

 
  
 


11/11/18

I aquest divendres celebrem els 25 anys de Huacal


Aquest divendres fem el sopar de celebració dels 25 anys de Huacal on ens trobem membres i amistats, diferents dones i homes, que durant aquests vint-i-cinc anys han col·laborat, participat i impulsat des de Catalunya la solidaritat amb el poble de El Salvador.

Per unes hores gaudirem de les anècdotes i experiències dels primers anys en el procés de creació de la Comunidad de Sant Fe a Usulután conformada per 44 famílies de desplaçats de la guerra civil d'aquest país, recordarem també l'agermanament amb les dones camperoles i cooperativistes d'AMSATI i els processos d'apoderament i lideratge que vàrem acompanyar, el treball comunitari a Morazán desenvolupat per la Comunidad Segundo Montes o els aprenentatges compartits amb Tiempos Nuevos Teatro (TNT) en la promoció d'activitats artístiques i culturals al departament de Chalatenango.

Farem memòria de les jornades organitzades de reflexió sobre les bandes llatines i les maras salvadorenyes, la participació a la Plataforma Mirades Solidàries o a les Fires de sensibilització per a la Transformació Social o rememorarem els llibres publicats amb històries de "milpas," terratrèmols o silencis trencats.

Parlarem de les nostres lluites presents, dels nostres compromisos, queda molta feina a fer, com la lluita que portem per la despenalització de l'avortament a El Salvador, o per la reparació a les víctimes de la guerra civil i per la internacionalització de la justícia restaurativa, o per la reinserció social i laboral de les joves privades de llibertat o pel reconeixement de la riquesa cultural i literària de El Salvador i la seva visibilització a Catalunya.



I agrairem la feina dels companys i companyes de El Salvador, amistats més enllà dels mars, referents, exemples de dignitat que ens encoratjant a continuar aprenent i compartint, a donar nous passos per fer un món millor... Tiempos Nuevos Teatro, el Museo de la Palabra y la Imagen (MUPI), la Red de Mujeres de Morazán,  la Unión Médica Salvadoreña por la Salud y Vida de las Mujeres, la Red de comités de victimas y sobrevivientes del conflicto armado en El Salvador o la Asociación Coordinadora de Comunidades Unidas de Usulután (COMUS)

També tindrem un sincer recordatori  a uns fets de fa quasi trenta anys: La matinada del 16 de novembre de 1989 un grup d’homes armats, soldats d’una unitat d’elit de l’exèrcit salvadorenc va entrar a la Universitat Centreamericana José Simeon Cañas (UCA) de San Salvador. Va assassinar sis jesuïtes, entre ells Ignacio Ellacuría, rector de la universitat, una treballadora de la Universitat i la seva filla. Homenatjarem la seva memòria.

I per acabar tindrem alguna sorpresa...

Ens trobarem al Restaurant el Pulgarcito a les 20.30h del divendres 16 de novembre...i si ens voleu acompanyar només heu d'escriure el més aviat possible a info@huacalong.cat  i confirmar la vostra assistència... tenim place limitades... us hi esperem !!!

4/11/18

Comienza el II FORO CIUDADES DE PAZ de Madrid


Capital de Paz es más que una idea. Es una vocación, una seña de identidad que Madrid quiere llevar asociada a su nombre. Es también el concepto bajo el que cobijar todas aquellas iniciativas que no sólo desde las instituciones, sino desde la propia ciudadanía, van a encontrar el aliento y el impulso de los responsables de esta ciudad.

El Foro es la primera gran iniciativa que, bajo ese epígrafe de Capital de Paz, surge de una alianza de alcaldesas, agradecidas por la rapidez con que otras instituciones, organizaciones y entidades de la iniciativa social se han adherido para poder llevarlo a cabo. Si algo quiere ser este Foro es un espacio abierto a las aportaciones y a la participación de todos. Esa rápida respuesta institucional y ciudadana demuestra que no sólo se debe actuar, sino también que hay voluntad y muchas ganas de hacerlo.

Mañana lunes 5 de noviembre se inaugura su segunda edición  a las 16.30h  con la presencia de Manuela Carmena y Ada Colau, alcaldesas de Madrid y Barcelona, Federico Mayor Zaragoza, Presidente de la Fundación Cultura de Paz, Widet Bouchmaoui, Premio Nobel de la Paz 2015, Carmen Calvo, Vicepresidenta del Gobierno de España y otros/as representantes internacionales.


Y Huacal participa activamente organizando el taller "Las heridas abiertas de El Salvador. Verdad, Justicia y Reparación 27 años después de los Acuerdos de Paz" con la participación de José Ramón Juaniz, Abogado y Juez del Tribunal Internacional para la Aplicación de la Justicia Restaurativa en El Salvador (2009-2018) y Francisco Mena Sandoval, Consejero para Asuntos de Cooperación en la Embajada de El Salvador y miembro de Huacal. La sesión se realizará el 7 de noviembre a las 09,00h. en la Casa del Lector en su Aula 10.


El programa consta de decenas de sesiones, conferencias y talleres que analizan, reflexionan, presentan experiencias y intentaran dar respuestas que permitan a los ciudadanos y ciudadanas  resolver los conflictos, los enfrentamientos y las frustraciones de forma pacífica, dotándoles de habilidades para hacer posible un mundo sin violencia.

Tenemos que estar convencidos que podemos y debemos erradicar la violencia en este siglo XXI. La violencia no es una plaga inevitable. La violencia es una consecuencia de una importante ausencia de empatía o de una de falta de control de ese sentimiento tan primitivo que es la ira.

Estamos acostumbrados a lamentar y a reprobar la violencia, apoyamos y consolamos a sus víctimas, pero lo verdaderamente importante para combatir de la violencia es buscar sus raíces y adoptar medidas para educar en la tolerancia y la paz.

Podeis consultar el programa del Foro y OS ESPERAMOS !!!

29/10/18

Huacal participa en el II FORO CIUDADES DE PAZ de Madrid


El próximo 5 de noviembre comienza el II FORO MUNDIAL SOBRE LAS VIOLENCIAS URBANAS Y EDUCACIÓN PARA LA CONVIVENCIA Y LA PAZ en Madrid. Como algunos recordareis, el año pasado una delegación de Huacal asistió a su primera edición que resultó realmente muy interesante.

En pocos días comienza esta nueva edición que será en Matadero Madrid, centro de creación contemporánea, en Paseo de la Chopera, 14.  Así, desde el 5 al 8 de noviembre, se vuelve a abrir este lugar de encuentro entre líderes locales, organismos y redes internacionales, academia, Ong's y sociedad civil destinado a facilitar un proceso conjunto de debate, reflexión y construcción de soluciones que fomenten entornos urbanos capaces de eliminar las expresiones de violencia.

Las ciudades son el principal espacio de encuentro e intercambio de nuestras sociedades, de interacción entre personas, colectivos, empresas, ideas y valores. Sin embargo, también son espacios donde se generan desigualdades y la proliferación de diversos tipos de violencias. Las autoridades locales disponen de un creciente marco de acción que puede ayudar a prevenir y transformar los conflictos y reducir las violencias. El éxito o el fracaso del futuro de la humanidad pasa, en una importante medida, por las ciudades.


En esta ocasión Huacal no sólo asistira sino que hemos tenido el honor de ser seleccionados entre decenas de organizaciones a nivel mundial para organizar el taller "Las heridas abiertas de El Salvador. Verdad, Justicia y Reparación 27 años después de los Acuerdos de Paz" con la participación de José Ramón Juaniz, Abogado y Juez del Tribunal Internacional para la Aplicación de la Justicia Restaurativa en El Salvador (2009-2018) y Francisco Mena Sandoval, Consejero para Asuntos de Cooperación en la Embajada de El Salvador y miembro de Huacal. La sesión se realizará el 7 de noviembre a las 09,00h. en la Casa del Lector en su Aula 10.


El muy interesante programa lo podeís consultar en este enlace.

Para más información o inscripciones también podeis visitar la web Ciudades de Paz, OS ESPERAMOS  !!!

24/10/18

I aquest novembre continuem les celebracions dels 25 anys de Huacal

Doncs això, aquest novembre continuem amb algunes de les activitats que s'allargaran fins a mitjans del 2019 com a celebració dels 25 anys de Huacal...

De moment, només us anunciem que en quatre setmanes tindrà lloc el sopar de commemoració dels 25 anys on volem trobar-nos totes les persones que durant aquesta anys han format part o han estat importants en la creació i desenvolupament de Huacal... i que pocs dies desprès tindrem la presentació d'un llibre...

I per fer boca us volem mostrar un dels cartells que publiquem per celebrar tots aquests anys, ja ens direu si us agrada...




15/10/18

Teodora Vásquez galardonada con el Premio de derechos humanos Per Anger que otorga el Gobierno sueco


Hoy compatimos una noticia que nos llena de alegria: nuestra compañera y amiga Teodora Vásquez ha sido galardonada este 11 de octubre de 2018 con el premio sueco de derechos humanos Per Anger por su lucha tras pasar once años encarcelada por aborto. Un reconocimiento que nos anima a seguir luchando por los derechos de las mujeres y la despenalización del aborto en El Salvador.

Os reproducimos un extracto de la noticia aparecida en la portada de La Prensa Gráfica de El Salvador que también ha aparecido publicada en diferentes medios internacionales.

El jurado motivó el premio por la necesidad de llamar la atención sobre las "devastadoras" consecuencias que las "restrictivas" leyes contra el aborto de El Salvador tienen sobre las vidas de las mujeres y resaltó que Vásquez ha luchado por cambiar la legislación tanto mientras estaba encarcelada como después de ser liberada. En El Salvador, las mujeres que sufren complicaciones del embarazo que dan lugar a abortos espontáneos y mortinatos son habitualmente sospechosas de haberse practicado un aborto, prohibido en todas las circunstancias.

El jurado motivó el premio por la necesidad de llamar la atención sobre las "devastadoras" consecuencias que las "restrictivas" leyes contra el aborto de El Salvador tienen sobre las vidas de las mujeres y resaltó que Vásquez ha luchado por cambiar la legislación tanto mientras estaba encarcelada como después de ser liberada.

"Teodora del Carmen Vásquez ha convertido un dolor personal en fuerza para ayudar a otros. Seguir luchando tras diez años en prisión no es solo único, exige también mucho valor", señaló en un comunicado la presidenta del jurado, Ingrid Lomfors. En el escrito, Vásquez consideró el galardón "un símbolo para continuar la lucha por los derechos humanos de las mujeres".


El premio Per Anger fue creado en 2004 por el Gobierno sueco para promover los derechos humanos y la democracia y es entregado cada año por el Foro para la historia viviente, organismo que depende del Ministerio de Cultura, a propuesta de varias organizaciones no gubernamentales. Per Anger fue secretario de la legación diplomática sueca en Budapest y fue quien tomó la iniciativa para salvar a muchas personas de las persecuciones y ejecuciones durante la ocupación nazi de Hungría.

Vásquez dio a luz a un bebé muerto en 2007, después de sentir unos dolores repentinos y muy fuertes mientras estaba trabajando. El Ministerio de Justicia de El Salvador conmutó la condena de Teodora, pero no anuló la declaración de culpabilidad ni reconoció su inocencia.

En El Salvador, las mujeres que sufren complicaciones del embarazo que dan lugar a abortos espontáneos y mortinatos son habitualmente sospechosas de haberse practicado un aborto, prohibido en todas las circunstancias.

9/10/18

Taula rodona: ‘Què fou de les bandes? El ‘model Barcelona’, 13 anys després’

 
Tretze anys després de l’inici de l’anomenat model Barcelona, el procés de constitució en associacions culturals dels dos principals grups de joves llatins a la ciutat, Latin Kings & Queens i Ñetas, els protagonistes d’aquesta iniciativa pionera a Europa debaten els pros i contres i aborden la situació actual d’aquests grups a Catalunya.

 Hi participen Erika Jaramillo, expresidenta de la Organización Cultural de Reyes y Reinas Latinos de Cataluña; David Segarra, exportaveu de la Asociación Cultural, Musical y Deportiva Ñetas; Josep Maria Lahosa, exdirector dels serveis de Prevenció de l’Ajuntament de Barcelona; Lluís Paradell, dels Mossos d’Esquadra; David Brotherton, de la City University of New York, i Carles Feixa, de la Universitat Pompeu Fabra. Modera Sílvia Barroso, subdirectora del Diari ARA.

Joves llatins a Barcelona. Espai públic i cultura urbana, encarregat per l’Ajuntament de Barcelona a un equip dirigit per Carles Feixa. Durant la jornada les dues principals organitzacions juvenils del carrer -Latin Kings & Queens i Ñetas- van sortir a la llum i van proclamar la seva voluntat d’iniciar un camí de diàleg. Durant els dos anys posteriors es van constituir associacions que encara existeixen: la Organización Cultural de Reyes y Reinas Latinos de Cataluña i la Asociación Cultural, Musical y Deportiva Ñetas.

Aquest procés, en el qual van participar membres de tots dos grups, representants de l’administració, de les ONGs, dels cossos policials i del món acadèmic, va tenir repercusions internacionals, amb efectes a Itàlia, els Estats Units i l’Equador. Tretze anys després, amb motiu de l’inici del projecte d’investigació TRANSGANG (Bandes transnacionals com a agents de la mediació: experiències de resolució de conflictes en les organitzacions juvenils del carrer al sud d'Europa, nord d'Àfrica i Amèrica), convoquem als protagonistes a una taula rodona per debatre els pros i contres de l’anomenat model Barcelona i la situació actual dels grups llatins a Catalunya.


Activitat impulsada per la Universitat Pompeu Fabra i el Consell Europeu d’Investigació amb la col·laboració de l’Institut Català Internacional per la Pau (ICIP) i Casa Amèrica Catalunya. El novembre del 2005 es va presentar al Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB) l’estudi

Dia / Hora:11/10/2018, 18:00 H
Lloc:Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB). c/ Montalegre, 6. Barcelona. Entrada lliure // Entrada libre

5/10/18

La música que sale de una cárcel de niñas


El pasado 28 de septiembre Marcela Zamora, reconocida documentalista salvadoreña e internacional asistió a un concierto muy especial que tuvo lugar en el esplendido Teatro Nacional de San Salvador. Público expectante, miradas de complicidad, emociones a flor de piel...  Desde Huacal, a la distancia, acompañando con alegria e ilusión a un grupo de niñas,  un grupo de música clásica... nos emocionamos al escuchar las voces y las notas de un himmo que recorre todo el continente, vamos caminando...

Y así nos lo explica Marcela en un artículo en el diario El Faro:

Ayer, un día antes del día del niño, regresé a casa un poco tarde, después de un día entero en el Teatro Nacional, filmando a un grupo de niñas del centro penitenciario del ISNA que daban un concierto sinfónico. Niñas, penitenciario, sinfónico. Mientras cambiaba a Maria para dormir, me hizo una de esas preguntas que suelen desatar en mí un chorro de reflexiones contenidas, a menudo dolorosas:

—Mama, ¿a quién filmaste hoy?

Me quedé pensando un poco la respuesta.

—A un grupo de niñas que están en la cárcel y formaron un grupo sinfónico, o sea, de música clásica, con la ayuda de gente que cree en darles una nueva oportunidad.

—¿En la cárcel? ¿Como las niñas a las que tiene el presidente Trump enjauladas?

—Más o menos, hija —alcancé a decir. Y se abrió larga conversación con mi hija de 5 años sobre las detenciones de niños migrantes en el Sur de Estados Unidos, las de menores delincuentes en El Salvador, y sus diferencias que al final a mí me parecieron pocas.

Las veinte niñas de la orquesta de cuerdas del ISNA cumplen pena en la cárcel, pero dan una vez al año un concierto en el Teatro Nacional para sus familiares y para personalidades que quieran conocer el trabajo que hacen, dirigido por la organización cultural TNT (Tiempos Nuevos Teatro). El director de TNT, Julio Monge, insiste en que no es un proyecto de reinserción sino de inserción, porque estas niñas nunca estuvieron inmersas en la sociedad. Cuando arrancó, este proyecto reunió a niñas del Barrio 18 y de la Mara Salvatrucha para recibir clases de música dentro del penal. Como me contó Julio, al inicio ni se hablaban, y se insultaban cuando podían, pero años después, sin ser amigas, las niñas de una y otra pandilla se tratan con respeto y platican entre ellas como si las letras y números que han marcado su corta vida no fueran ya un abismo entre ellas.

Yo las conocí hace dos años y me enamoré de inmediato del proyecto. Se me amontonan las anécdotas acumuladas que les podría contar para hacerles reflexionar sobre las segundas oportunidades (o primeras), pero elegiré tres:

Estaba entrevistando a la niña 1. Era muy tímida, pero sabia de sí misma que era de las lideres dentro del penal. Su historia era la misma de todas. “¿Por qué entraste a la pandilla”, le pregunte. Ella me contó cómo su padrastro pegaba a su madre cada vez que llegaba borracho a casa. La golpeó varias veces a ella. Me contó que un día ese hombre casi mató a golpes a su madre, que llevaba a su hermanito en el vientre. Ese día no soportó mas y se fue de casa, a las calles, donde encontró a su familia de las letras.

Luego de una larga conversación me fijé en su mano. En la piel que une los dedos gordo e índice tenía tatuada una carita triste.

Le pregunte que significaba ese dibujo en particular. Tenía otros. Ella me contestó que ese rostro tatuado era ella, “dura por fuera para sobrevivir a la calle y luego a la cárcel, pero por dentro una carita triste que llora por las noches”. Con ese tatuaje quería recordarse a esa niña que a veces olvidaba que era. No olvidar la fragilidad.

La niña 2 es una chica muy delgada, muy muy tímida. Me costó la entrevista con ella. Hablaba muy bajito y pronunciaba pocas palabras. Su mirada estaba siempre dirigida a la ventana que daba al exterior del Teatro, a la ciudad por la que pasaban transeúntes libres.

Después de un rato le pregunte qué era la vida para ella. Por un momento pensé que me iba a decir que era lo que había afuera de esa ventana, pero giró la cabeza y me miró a mí. Su respuesta fue muy corta: “La vida para mí”, me dijo, “es este este grupo de música, es ese violín que ve ahí, es el momento en el que lo puedo tocar y sacarle música. Con ese violín aprendí que soy buena para algo y que alguien por fin me puede escuchar”.

Luego le pregunte qué era la muerte. “La muerte sería ya no poder estar en este grupo y tocar mi instrumento”.

Muy alta, muy rubia, de ojos azules, la niña 3 tiene una belleza despampanante. Me llamó la atención su actitud. Altanera, con la frente muy en alto. Llegó a la silla caminando como lo haría una modelo de pasarela. “Eres muy hermosa”, le dije. “Sí, es por mi papá, que era alemán”, respondió. “Por él estoy aquí”.

Pensé en ese momento que su padre había abusado de ella, que su relato seguiría los pasos de la niña numero 1. “¿Por qué tu papá?, ¿qué pasó?” Ella se quedó pensando un rato. Desapareció la adolescente altanera. Pareció volver a tener nueve años de edad. Bajó el rostro.

“Mi papá vino de Alemania, conoció a mi madre y al poco tiempo me tuvieron a mí. Mi madre no trabajaba. Solo él. Él me amaba. No se imagina cómo me cuidaba. Hasta me hacía peinados lindos. Y yo lo amaba a él. Pero un día se fue de casa. Yo tenía nueve años. Mi madre sintió que se quedaba sola en el mundo y que ya nada valía la pena. Yo la dejé y me fui a la calle”. Allí conoció a los números. Allí comenzó a delinquir.

“¿Extrañas a tu padre?, le pregunté. Se le cortó la voz al decir “mucho”.

—Estoy segura que cuando salga de aquí él va ha estar ahí afuera, esperándome para cuidarme otra vez.

Recogí en dos años decenas de historias de abandono, de violencia intrafamiliar, de niñas perdidas y confundidas, de falta de amor, de una sociedad que abandona a sus niñas y las condena no a vivir sino a sobrevivir en la calle junto a otro grupo de niños que guardan rencor, mucho rencor, y que convierten la frustración en violencia.

Ayer volví a ver su orquesta y se me llenó el alma de esperanza. Es difícil mantener la esperanza en este país, pero ayer la encontré en un grupo de niñas encarceladas a las que Julio Monje y su equipo no abandonaron. Creyeron en ellas, les dieron la oportunidad de encontrarse con personas que las respetan. Eso es lo que falta en este país: adultos que en vez de ver solo lo malo que hacen nuestros niños y jóvenes les reafirmen y rescaten lo bueno que tienen en el corazón.

Julio Monge cuenta que, al inicio, las niñas no le hablaban mucho. Le tenían desconfianza. Pero ahora que ha pasado el tiempo muchas lo abrazan y le llaman papá.

Gracias, Julio, por creer y luchas por estas niñas. Y por mostrarnos, poco a poco, que el camino de una sociedad libre de violencia está a veces en dar una primera oportunidad.

No puedo publicar fotos de ellas pero les dejo en video una de las melodías que ayer tocaron junto los músicos de la Joven Camerata de El Salvador (JOCA) y el grupo musical de mujeres “Las musas desconectadas”.

Si escuchan con atención escucharán, entre notas, el camino de salida que busca Latinoamérica.



 *Marcela Zamora es documentalista. Entre sus largometrajes más recientes están “Los ofendidos”, sobre las víctimas de tortura durante la guerra civil de El Salvador, y “El cuarto de los huesos”, sobre el trabajo de Medicina Legal para identificar los cuerpos de desaparecidos. Con su productora Kino Glaz ejecuta actualmente diversos proyectos de prevención de Violencia en El Salvador.

1/10/18

Documental Chocolate de Paz y coloquio con José Roviro López y Levis Florez


El próximo jueves 4 y 5 de octubre estarán en Barcelona José Roviro López y Levis Florez, miembros de la Comunidad de Paz de San José de Apartadó (Antioquia, Colombia) como parte de su gira europea de comercio justo y cacao de paz. Nos explicarán su proceso de resistencia noviolenta a la guerra y cómo,desde su propuesta de soberanía alimentaria y economía de la resistencia, el cacao ha sido partefundamental para el sostenimiento de la Comunidad.

Fue el 23 de marzo de 1997 cuando habitantes de una aldea lejana llamada San José de Apartadó, en el noroeste colombiano, acosados por el conflicto armado entre paramilitares, Fuerzas Militares del Estado y guerrilla se declararon públicamente Comunidad de Paz, con el compromiso de no participar de ninguna manera en la guerra, no llevar armas, no dar información a ninguno de los actores armados,combatir la impunidad mediante la denuncia de los abusos contra ellos, y optar por las alternativas de construcción de la paz desde la cotidianidad.

La comunidad se conformó para defender, en un primer momento, la vida de sus miembros frente a la violencia. En sus 21 años de vida suman más de 300 asesinatos, 4 masacres, 5 desplazamientos masivos y más de 900 violaciones a los derechos humanos registradas y documentadas: bloqueos económicos, calumnias, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias, robos, allanamientos ilegales, abusos de poder por parte de los actores armados y falsos positivos (desapariciones y ejecuciones extrajudiciales de civiles y presentados por las Fuerzas estatales como guerrilleros dados
de baja en combate). A pesar de los acuerdos de paz y la desmovilización de la guerrilla de las FARC – EP desde finales del 2016, los paramilitares con la complicidad de las Fuerzas Armadas del Estado siguen sus planes para desplazar a los campesinos de sus ricas tierras y facilitar las políticas extractivas que han caracterizado a los gobiernos colombianos desde los mismos inicios del país. Por ello, todavía, y aún con más empeño, la lucha de los miembros de la Comunidad sigue, para defender su vida y el territorio, y confrontar la absoluta impunidad de todos los crímenes y agresiones de los cuales han sido víctimas.

Las características de sus tierras, su posición estratégica entre el océano Atlántico y el Pacífico y los recursos naturales que allí se encuentran han despertado el interés para la ejecución de megaproyectos con el fin de convertir esta región como un punto más de economía globalizada. Conocida comúnmente como el eje bananero, la región del Urabá antioqueño donde se ubica la comunidad lleva tiempo siendo publicitada como la mejor esquina de América del Sur.

Hoy, la comunidad de paz de San José de Apartadó continúa con su proceso de construcción de paz desde abajo y para ello promueve procesos que le permiten el auto abastecimiento, la soberanía y seguridad alimentaria, la agricultura y el cuidado de la tierra colectivamente. Participa del circuito de comercio justo y su cacao, cacao de paz, 100% orgánico es la materia prima de las barritas de chocolate, llamadas ChocoPaz. Ha recibido diferentes reconocimientos por su compromiso con la defensa de los derechos humanos y hace menos de un mes, Germán Graciano Posso, representante legal de la Comunidad, ha sido galardonado en la modalidad de Defensor del Año 2018 con el Premio Nacional a la Defensa de los Derechos Humanos de Diakonia Colombia y la Iglesia Sueca.

El jueves 4 de octubre en el Ágora Juan Andrés Benítez a las 19:00 horas se proyectará el documental Chocolate de Paz y se realizará un coloquio con José Roviro López y Levis Florez.


Acto organizado por la Taula Catalana per la pau i els drets humans a Colòmbia, la Red de solidaridad para la trnasformació social (REDS) i PBI.

25/9/18

28 de setembre: Exigim la despenalització total de l’avortament arreu del món


Tot 28 de setembre cal alçar les veus arreu del món pels drets sexuals i reproductius, posant en el centre el dret de les dones a decidir sobre el propi cos i a fer-ho de forma lliure i segura i, per tant, exigint la DESPENALITZACIÓ total de l’avortament arreu del món.

Aquest nou 28 de setembre Huacal es suma a les campanyes nacionals i internacionals per la despenalització de l'avortament i encoratja a companys i companyes i a totes les nostres amistats ha participar activament en manifestacions, conferències, actes, xarxes socials i qualsevol acció que tingui lloc en la defensa dels drets de les dones... allà ens trobarem...



Aprofitem per solidaritzar-nos novament amb la lluita de les companyes salvadorenyes que any rere any s'enfronten a una de les legislacions més restrictives, patriarcals i cruels d'arreu del món, així com ens sumem a la Marea Verde iniciada quan milers de dones de molts països es van manifestar amb mocadors verds sumant-se a la crida per la despenalització de l'avortament a l'Argentina.



18/9/18

Crónica de un viaje de seguimiento (y 11): Con el MUPI acercando la cultura salvadoreña a Cataluña



Y con esta crónica se acaban las experiencias vividas, los momentos compartidos, los proyectos y las luchas comunes, los abrazos y los besos... Hemos compartido el seguimiento de los proyectos de Tiempos Nuevos Teatro (TNT) como son la Orquesta de cuerdas LiberArte o Derecho a la dignidad: apoderamiento de las mujeres privadas de libertad en El Salvador, hemos reflexionado y aprendido con otros representantes de entidades como APROCSAL sobre la lucha por el agua, como Probusqueda y otras asociaciones sobre los derechos de las víctimas y la justicia restaurativa o como la Unión Medica Salvadoreña por la Salud y Vida de Las Mujeres sobre los derechos de las mujeres y la despenalización del aborto, también hemos vivido el pasado y el presente de una buena amiga y hemos participado de reflexiones culturales y literarias con nuevos amigos y amigas, así como hemos conocido un poco más de la transformación de San Salvador en estos últimos años.

Y para esta última crónica nada mejor que presentaros un nuevo proyecto para los años 2018 y 2019, la Xarxa de Literatura salvadorenya a Barcelona (la Red de literatura salvadoreña en Barcelona) que hemos estado trabajando con el Museo de la Palabra y la Imagen (MUPI) durante estos días de septiembre en San Salvador.

 
 

Este proyecto nacido el año pasado en la comunidad salvadoreña de Cataluña y con el impulso conjunto de cuatro entidades (el MUPI, la Asociación 1punt 5, el restaurant El Pulgarcito y Huacal) se comienza a hacer realidad este verano con las jornadas de trabajo en San Salvador.

En estos momentos, se está concretando el calendario del año 2019 donde se plantea que durante la semana del 11 al 18 de marzo (en el marco de los actos del 8 de marzo) se inauguren dos espacios dedicados a la literatura salvadoreña en Cataluña que se acompañaran de charlas, exposiciones y acividades culturales dirigidas a todas a las edades y algunas en concreto a la infancia.

Así mismo el MUPI está realizando una selección de las mejores y más interesantes obras de la literatura salvadoreña para que, complementadas con los títulos que desde Cataluña se estan seleccionando, se pueda disponer este año 2019 de un fondo literario superior a los 400 títulos a disposición de las comunidades catalana y salvadoreña, con el objetivo de dar a conocer esta gran riqueza cultural al mismo tiempo que prestigiarla en toda Cataluña.
 

 

De momento, aprovechando el viaje de Huacal, unos primeros 30 títulos, entre ellos  los "Siete gorriones" de Chiyo, ya han sido enviados a Barcelona para complementar este fondo literario. En breve os iremos informando de como avanza este proyecto y si hay cualquier persona interesada en colaborar nos podeis escribir a elblogdehuacal@gmail.com

Acabamos estas crónicas dando muchas gracias a todas las personas que nos han seguido en estos días y muy especialmente a todas las que nos han hecho llegar sus comentarios y han difundido estas experiencias y proyectos...

16/9/18

Crónica de un viaje de seguimiento (10): Es el tiempo de las víctimas


El viernes pasado Huacal tuvo una de las reuniones más interesantes de todo este viaje. Durante más de dos horas en unas aulas de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) nos reunimos cerca de veinticinco organizaciones de derechos humanos, de víctimas y desaparecidos de El Salvador para coordinar acciones y recordar que El Salvador debe saldar su deuda con la verdad, la justicia y la reparación. Si no, la reconciliación seguirá siendo solo un ideal. Es tiempo de dignificar la humanidad de las víctimas.

"Tanta muerte y dolor dejó la guerra civil que el intento de imponer el perdón y olvido fue, ante todo, un desprecio a sus víctimas inocentes. No reconocer los crímenes cometidos ni hacer justicia fue decirles que su vida no valía nada. Durante el proceso de negociación, hablaron los protagonistas del conflicto armado; y en los Acuerdos de Paz, las víctimas quedaron invisiblizadas. Después fueron sacrificadas en nombre de la estabilidad y de la reconciliación. Se dijo que la ley de amnistía era la piedra angular sobre la que descansaban los Acuerdos, pero en realidad fue el principal obstáculo para la reconciliación nacional..."

La sociedad que olvida a sus víctimas desprecia la honda carga humana que les es propia. La carga del sufrimiento infligido y de la injusticia; una carga que lastra al colectivo, marca su altura moral y es recordatorio permanente de los atroces crímenes cometidos. Solo una madre puede hablar del dolor infinito por un hijo desaparecido, solo una esposa puede testimoniar el sufrimiento por su cónyuge injustamente asesinado, solo quien fue víctima de tortura puede dar cuenta de la naturaleza de ese sufrimiento. Nadie tiene derecho a exigir que se olvide el pasado, mucho menos a imponer el perdón. Solo las víctimas tienen la potestad de perdonar una vez que conocen la verdad sobre lo que sucedió con sus seres queridos. En El Salvador, sus voces han sido silenciadas y la que ha prevalecido es la de los victimarios, que cínicamente son presentados por los grandes medios de comunicación como prohombres que sufren injustificada persecución.

Cuando un pueblo enfrenta su verdad histórica y protege a sus víctimas, aprende del sufrimiento para tratar de evitar que se repita la barbarie. El secreto de la justicia es combatir el olvido. La memoria histórica es fundamental porque hace presente la injusticia como único camino para llegar a la justicia. Eso no lo ha hecho el Estado salvadoreño. No lo hizo luego de la masacre de miles de indígenas y campesinos en 1932; menos de cinco décadas después estallaba el conflicto armado. No lo hizo después de la firma de la paz; hoy nos ahoga una guerra social. Los protagonistas de la guerra civil pactaron un intercambio de impunidades.


La Ley de Amnistía, aprobada en 1993, garantizó impunidad a los agresores de derechos humanos durante el conflicto armado. Sin embargo, gracias a la lucha incansable de las víctimas, sus familiares y las organizaciones de derechos humanos, parece que ha llegado lo largamente pospuesto. Se observó un destello de justicia cuando la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) declaró ilegal dicha ley en julio de 2016.

Sin embargo, después de dos años de la emisión de esta sentencia, la misma Sala declaró que los Órganos Ejecutivo y Legislativo, así como la Fiscalía, no acataron sus obligaciones en el tema. Y en esta desgraciada línea, la moción para declarar el 30 de agosto como el día de las personas desaparecidas fue rechazada por la derecha en la Asamblea Legislativa hace pocos días…

Los partidos políticos tienen la oportunidad histórica de enrumbar a El Salvador por la senda que debió emprender hace décadas y la sociedad salvadoreña podrá por fin aprender que el olvido y la indiferencia ante las víctimas nunca son respuesta para hacer justicia y traer paz.

Es tiempo de dignificar la humanidad de las víctimas”.


14/9/18

Crónica de un viaje de seguimiento (9): Vamos a acabar con la prohibición del aborto en El Salvador


"Vamos a acabar con la prohibición del aborto en El Salvador, Sí, así es, vamos a conseguirlo..." unas frases que me han acompañado estos días de viaje por el país, en conversaciones con mujeres y hombres de San Salvador, Chalatenango, La Libertad, Morazán o Usulután donde se repite esta voluntad, esta decisión, esta lucha...

Porque esta crónica quiere comenzar dejando claro un hecho: "El Salvador prohíbe el aborto completamente", sin matices, sin dudas... por mucho que nos pueda sorprender el aborto ha sido completamente ilegal en El Salvador en todas las circunstancias desde 1998, bajo el artículo 133 del Código Penal.

Está prohibido en cualquier circunstancia, incluso cuando el embarazo es producto de una violación o cuando la salud de la mujer está en riesgo, cuando puede morir. Incluso estan penalizados los abortos espontanéos, involuntarios. Las sentencias pueden superar los treinta años de prisión.



Entre 2000 y 2014, 147 salvadoreñas fueron procesadas legalmente por delitos relacionados con el aborto, de las cuales 49 fueron acusadas: 23 por aborto y 26 por asesinato. En 2018, todavía hay veinticuatro mujeres en prisión.

El Ministerio de Salud de El Salvador estima que casi 20.000 abortos tuvieron lugar entre 2005 y 2008. La Organización Mundial de la Salud señaló que el 11 por ciento de las mujeres que se sometieron a un aborto ilegal en el país murieron a consecuencia de ello.

En otra crónica del viaje os hablabamos de los seis meses de libertad de Teodora, también compartiamos la decisión del Juez de Primera Instancia de Jiquilisco, Manuel de Jesús Santos, de enviar a vista pública a Imelda Cortez por intento de homicidio cometido cuando experimentó un parto extrahospitalario producto del abuso sexual de su padrastro, Pablo Henríquez, de 70 años. Estos hechos tuvieron lugar el 17 de abril de 2017 y desde entonces está privada de libertad.


El derecho a abortar es casi inexistente en América Latina, ya que sólo Cuba, Uruguay, Guyana y Puerto Rico permiten abortar sin limitación en cuanto a razón. En México, la particularidad es que esta cuestión se regula por estados. El único lugar donde está permitido es en Ciudad de México, donde se despenalizó en 2007. En Antigua y Barbuda, Dominica, Guatemala, Paraguay y Venezuela sólo se consiente para salvar la vida de la mujer, mientras que en Bahamas, Costa Rica, Ecuador, Granada y Perú no sólo se permite cuando la vida de la madre está en peligro, también cuando su salud física se puede ver perjudicada. En Bolivia, que se encontraría también en este grupo, se agregan los casos de violación e incesto. Colombia es un poco más laxo ya que añade a lo anterior la salud mental de la mujer y la deformación del feto.



Hay otros países que han abierto un nuevo horizonte en América Latina. Es el caso de Chile, donde entre 1989 y 2017 existía una dura normativa y que ahora permite el aborto a nivel terapéutico. Por otra parte, el Supremo Tribunal Federal de Brasil está celebrando audiencias públicas para estudiar una posible despenalización del aborto. Y en Argentina donde el Senado acaba de rechazar la despenalización del aborto, rige una ley de 1921, pero lejos de ser una derrota se han sentado las bases para el cambio. Lo que está sucediendo en este país es visto por el resto del continente como el espejo en el que mirarse. Sus pañuelos verdes -símbolo de las activistas argentinas a favor del aborto- han calado en la región.

En América latina es el tiempo de las mujeres, de derechos y libertades, es tiempo de acabar con la prohibición del aborto. Todas y todos lo vamos a hacer realidad. En El Salvador todo nuestro apoyo a la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto Terapéutico Ético y Eugenésico, y a otras entidades que trabajan en esta frente como la Unión Medica Salvadoreña por la Salud y Vida de Las Mujeres, el Foro Nacional de Salud, Tiempos Nuevos Teatro, Las Dignas y tantas otras organizaciones salvadoreñas que luchan por los derechos humanos.

12/9/18

Crónica de un viaje de seguimiento (8): "Los sin pisto", editorial artesanal

  
Nueva crónica y nuevo aprendizaje... es el momento de presentar unos nuevos amigos y seguramente futuros compañeros de proyectos e ilusiones, la editorial artesanal Los sin pisto.

Una reflexión comuna del campo cultural del país centroamericano es que en El Salvador existe un vacío editorial. Que su “industria” la conforman unas pocas editoriales independientes que, con un presupuesto ajustado, intentan compensar las deficiencias de la editorial del estado o las grandes editoriales de capital internacional que no siempre se muestran atentas a los nuevos creadores (ni a los antiguos).  Sin embargo, a pesar de los esfuerzos existentes, gran parte de la literatura salvadoreña, en especial la narrativa, sigue invisibilizada y hasta relegada entre los salvadoreños.

Es esta situación la que llevó a Mauricio Orellana Suárez, Premio Centroamericano de Novela Mario Monteforte Toledo 2011, a fundar la editorial Los sin pisto.El sabado pudimos compartir un café y una interesante conversación con Mauricio...

Lo primero que uno descubre de Los sin pisto es el amor por la literatura y lo segundo como de necesario son los espacios para publicar. Y así con esos dos planteamientos básicos Mauricio se acaba de lanzar a crear una editorial "artesanal", libros hechos a mano, de uno en uno y con especial atención a los detalles. Cada título está fabricado con una impresora, papel reciclado, tinta, una guillotina, goma, grapas, cartón ecológico y una vieja computadora. 

Cada ejemplar se trabaja a mano, de uno en uno y bajo demanda. Este modo de producción hace de cada libro algo especial y único. Todos van acompañados de un número de elaboración, haciendo de estos títulos libros coleccionables. Pero la atención en los detalles no se limita a la elaboración del libro como objeto. Para Mauricio Orellana, el éxito de un libro no está en sus materiales sino en su contenido. Por lo tanto, la calidad literaria será la verdadera materia prima para Los sin pisto. Y el resultado es fantastico.


Autores y autoras de El Salvador se están sumando como Jacinto Escudos o Felipe A. García, ocupando un necesario espacio en la literatura salvadoreña del siglo XXI. Para comprar alguno de los ejemplares de la editorial, basta con escribir un correo electrónico a editexto@gmail.com, que lo edita y envia a domicilio (de momento en El Salvador).

Por nuestra parte desde Huacal ya estan en camino cinco títulos de la colección: Ciudad de Alado de Mauricio Orellana, Hard Rock de Felipe A. García, El Diablo sabe mi nombre de Jacinta Escudos,  La teta mala de Mauricio Orellana y Las mareas del mismo autor para enriquecer y engrosar los más de 300 títulos que conformaran la Xarxa de Literatura salvadorenya a Barcelona.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...