9/4/12

Museo Comunitario Nahuat-Pipil

Desde marzo del año 2011, los 35 mil indígenas que viven en Nahuizalco, Sonsonate, cuentan con dos nuevos espacios, que tienen como propósito el reconocimiento y la valorización de este sector, que por mucho tiempo ha sido "invisibilizado".

Se trata de la reconversión de la Casa de la Cultura en la primera Casa Temática Náhuat Pipil en el país. Además, la Fundación Círculo Solidario El Salvador, junto a otras entidades, inauguró el Museo Comunitario Náhuat Pipil. Ambos lanzamientos se enmarcan en el Bicentenario del Primer Grito de Independencia.

"En este mundo globalizante cada día nos hundimos en una modernización, por lo que la Casa (Temática) Náhuat Pipil le va a dar un gran empuje a nuestra trayectoria indígena. Nosotros venimos siendo invisibilizados desde que vinieron los españoles y luego con la masacre de 1932, donde marginaron al indígena", aseguró Lidia Juliana Ama, descendiente indígena de Feliciano Ama.

La directora nacional de Espacios de Desarrollo Cultural de la Secretaría de Cultura (Secultura), Georgina Hernández, explicó que la reconversión se enmarca en un proyecto donde las Casas de las Culturas del país van a transformar su quehacer cultural en una área especializada, ya sea en el arte o en uno de los grupos étnicos que hay en el país.En el caso de Nahuizalco, la Casa Temática Náhuat Pipil se va a especializar en un centro de documentación que "dé cuenta del movimiento indígena de El Salvador, especialmente del movimiento de los izalcos", dijo Hernández.

Nahuizalco significa Los Cuatro Izalcos. Viven alrededor de 55 mil personas, de las cuales 35 mil de ellos se estima son indígenas, de acuerdo a Secultura. Ahora, ellos contarán con un espacio donde, entre otras cosas, podrán discutir los derechos de los pueblos indígenas. Hernández explicó que las actividades tradicionales de la Casa de la Cultura no desaparecerán; pero sí se le dará mayor importancia a las temáticas étnicas.

Entre las actividades que ya comenzaron a realizarse en la casa temática está la enseñanza del náhuat y la conformación de grupos folclóricos. Las "nanas" indígenas también compartirán mitos y leyendas sobre estos grupos. La reconversión de la Casa de la Cultura tuvo una inversión de 6 mil dólares, provenientes del programa de Pueblos Indígenas e Interculturalidad que impulsa Secultura. Otros $30 mil fueron invertidos para la apertura del Museo Comunitario Náhuat Pipil, dijo el director de la Fundación Círculo Solidario El Salvador, Ramón Alfonso Hernández. Explicó que desde hace dos años se comenzaron las gestiones con la municipalidad para impulsar este proyecto. "Las personas pueden encontrar trabajos de cerámica que se han ido recuperando de los diferentes cantones, vestimentas de los pueblos indígenas de El Salvador y se enseña cómo se hacía la artesanía, aunque esta no está en venta".

En la visita al  Museo se pueden apreciar materiales compartidos por el Museo de la Palabra y la Imagen (MUPI) que contienen una interesante reseña llamada “Memoria de los Izalcos”. Esta es una etnografía de finales del siglo XVIII realizada por Carl Hartmann quien estudió las formas de vida de los indígenas de la región de Izalco.Dentro de su exposición permanente disponen de una colección de piedras de moler antiguas, así mismo piezas arqueológicas halladas en las comunidades aledañas, muestras de los tipos de petates (artículos tejidos a base de diferentes materiales de la región) y productos teñidos con añil.

Publica un comentari a l'entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...