1/4/12

Crónicas guanacas: El disparo de Chico Campos

Crónicas guanacas, como ya os presentamos en una ocasión anterior, es el fantástico blog del periodista vasco-salvadoreño Roberto Valencia que aspira nomás a delinear escenas de la compleja pero excitante realidad guanaca. Interesante, crítico, actual, un espacio donde reflexionar y descubrir una nueva mirada arriesgada y comprometida a la realidad salvadoreña...Hoy os queremos invitar a la lectura de una de sus  interesantes crónicas: "El disparo de Chico Campos"

"Ahora no lo parece, pero esta historia tiene final feliz. 

Dentro de unas dos horas LA fotografía estará en Washington, desde allí se enviará a todo el mundo, el fotoperiodista se habrá calmado, y mañana será portada de The New York Times y The Washington Post. Pero ahora no. Ahora el fotoperiodista –un salvadoreño llamado Chico Campos– maldice, se tensa, por ratos quiere que se lo trague la tierra. Acaba de cometer un error del tamaño de una catedral: se ha distraído en el revelado, ha puesto los rollos en el químico equivocado y ha arruinado el trabajo de toda la mañana. 

Hoy es 16 de enero de 1992 y faltan menos de dos horas para el mediodía, la hora a la que el material debería estar enviado. Chico Campos, el responsable gráfico en San Salvador de la agencia Associated France Presse (AFP), acaba de echar a perder todas las imágenes sobre las celebraciones por los Acuerdos de Paz. 

Faltan menos de dos horas y aún no ha sido tomada LA fotografía. 

Hay tiempo, piensa Chico Campos. Prepara de nuevo los químicos, sale disparado de la oficina –ubicada cerca del redondel Baden-Powell, en la colonia Miramonte–, se sube en su vespa y gira el acelerador rumbo a plaza Gerardo Barrios, a ver si puede al menos salvar el día. 

*** 

Desde que la imagen y la palabra se aliaron para bien del periodismo, los grandes acontecimientos de la historia –las guerras en particular– tienden a cristalizarse en una fotografía que, para la conciencia colectiva de un país o de la humanidad entera, se convierte en LA fotografía. Sin concursos ni encuestas ni votaciones. Simplemente sucede. Una niña asiática que corre desnudada por el napalm remite a la Guerra de Vietnam. El pelotón de soldados que clava en Iwo Jima el mástil con la bandera estadounidense condensa cuatro años de encarnizados combates en las islas del Pacífico durante la II Guerra Mundial. El miliciano captado por Robert Capa cuando recibía un balazo simboliza toda la Guerra Civil Española..." leer más




Publica un comentari a l'entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...