14/7/13

El Volcán de Izalco


El Volcán de Izalco es el más joven de los volcanes de El Salvador y uno de los más jóvenes del continente americano. De acuerdo a la versión popular, se originó en el año de 1770 cuando un orificio en la falda del Volcán de Santa Ana comenzó a despedir humo y cenizas. Sin embargo, el historiador Jorge Lardé y Larín indica que sus orígenes se remontan al 19 de marzo de 1722 cuando se formó «un nuevo cráter por donde vomitó fuego, lava y cenizas», el cual hizo una importante erupción en 1745. Las crónicas de la epoca relatan la supuesta primera erupción de 1770 así:

Serían como las 6 de la tarde del día 23 de febrero de1770, cuando de lo más profundo de la tierra, se sintió que venía un ensordecedor tropel, el cual, al cabo de algunos minutos culminó en una fuerte explosión, seguida de una erupción volcánica, que dio origen al cono del actual volcán de Izalco. 

Aquella noche enormes surtidores de fuego empezaron a salir de lo que antes era un inofensivo infiernillo, situado en la Hacienda de los Cucufates; inmensas bolas ígneas de distinto tamaño y colores y ascendían a los cielos trazando caprichosas parábolas luminosas, al compás de estruendosos retumbos. Un manantial de lava candente empezó a salir de aquella boca que averno, corriendo en dirección de los cuatro puntos cardinales. Gigantescas columnas de humo rojizo de fantasmagóricas forman ascendían al espacio, haciendo horribles muecas a los atónitos espectadores de aquel dantesco espectáculo. 

Así pasaron las horas, luego los días y el cono crecía rápidamente. Al sexto día de la aflicción era espantosa, la confusión y indescriptible; la lava venía directamente hacia la población, abriendo una enorme brecha entre la arboleda. 

El rojo vivo de la correntada de lava se reflejaba en las nubes de ceniza, dando la impresión de que el fuego venía sobre la tierra y por los cielos. 


Desde la plaza podía oírse el crujiente caminar de la lava y el crepitar de los corpulentos árboles y que en pocos segundos se convertían en pavesas. El acre olor del humo espeso y el sofocante calor hace más angustioso el momento. Pocos izalqueños quedaban por estos contornos. De pronto se dejaron oír las cristalinas voces de las campanas de la iglesia de Dolores, era el toque de derogación. 

El Padre Urrutia, como poseído por un designio, invitó a los pocos valientes que quedaban para llevar a todas las imágenes del templo de Dolores en procesión hacia la lava, la cual había llegado a una escasa milla de distancia de la ciudad. En un acto patético de fe fueron puestas todas las imágenes frente a la inmensa serpiente de fuego interminables minutos de espera... la fe cristiana abrogando una ley natural... sucedió el milagro... 

La roja serpiente fue oscureciendo de color y como avergonzada ante la mirada de la Virgen de Concepción, y diminutas estrellitas de sudor perlaban sobre a que el divino rostro. Sucedió esto último el 4 de marzo de 1770 cuando el horizonte se despejó, allí estaba soberbio el cono del Volcán de Izalco. Un nuevo volcán había nacido y los izalqueños tenían una nueva patrona".

Por 196 años el volcán erupcionó casi sin cesar, tanto que sus flamas se veían hasta el océano, esto dio lugar a que se conociera con el sobrenombre de Faro del Pacífico. Su actividad era tal que se formó un cono de 650 metros sobre la llanura vecinal (1.952 msnm), con un cráter de 250 metros de diámetro. Su última erupción regular ocurrió en el año 1958, aunque en 1966 despertó de su inactividad con una pequeña erupción lateral. Desde entonces se ha notado una disminución gradual en actividad y temperatura de sus fumarolas.

Ubicado a 8 km. de la ciudad de Izalco y a unos 15 km al noreste de Sonsonate se encuentra este coloso que junto al Volcán Imatepec y al Cerro Verde forman el Complejo de los Volcanes. Este impresionante volcán puede ser escalado en sólo 2 horas y media. En el recorrido a su cima se  pueden observar hermosos paisajes y hábitats: vegetación sobre lava  como un enorme jardín de girasoles volcánicos de color rojo, bosque nebuloso o páramo de altura, lagunas sulfurosa y lava desnuda toda una gama de belleza natural. Las expediciones a su cima parten del parque Cerro Verde a las 11:00  de la mañana todos los días, éstas van escoltadas y conducidas por guías locales.

Publica un comentari a l'entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...