13/3/14

Salvador Sánchez Cerén, presidente


Tal como el TSE comunicó a las 24 horas del primer escrutinio electoral y una vez finalizado el recuento, el FMLN aventajó a ARENA. El escrutinio final de la elección presidencial de El Salvador terminó en los primeros minutos de este jueves 13 de marzo con el mismo resultado que el escrutinio preliminar del domingo: el candidato del FMLN, Salvador Sánchez Cerén, logró el 50.11 % de los votos, con una ventaja suficiente de 6,364 votos, y con 3,198 impugnados. Arena no puede echar mano del recurso de pedir la revisión de cada uno de los votos impugnados, pues aunque todos esos sufragios fueran adjudicados al candidato arenero, no le permitirían superar la desventaja.


Ya en días anteriores, el magistrado presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Eugenio Chicas, manifestó que "el escrutinio final terminaría en de 3 o 4 días y aunque el TSE no puede declarar a un ganador aseguró que los datos electorales actuales son irreversibles basandose que el número de votos impugnados era inferior a la diferencia de votos entre los dos partidos, cumpliendo así el mandato del artículo 215 del Código Electoral "el conteo voto a voto solamente puede realizarse cuando los votos impugnados son mayores a la diferencia del escrutinio preliminar entre los partidos participantes de las elecciones".

Este jueves y una vez la Fiscalía General de la República incorporó durante esta semana 25 de sus agentes auxiliares para encargarse de verificar la legalidad del escrutinio final, reafirmando así la validez del escrutinio, y confirmando que el ganador de las elecciones presidenciales 2014 a El Salvador ha sido el candidato del FMLN, Salvador Sánchez Cerén. El conteo definitivo de esta segunda ronda, terminado a las cero horas con 15 minutos, dio a Sánchez Cerén un caudal récord de votos para elección de presidente y con ello quedó escrito para la historia que por primera vez El Salvador tendrá a un excomandante guerrillero en la silla presidencial.

Haciendo un repaso de la jornada electoral, queremos destacar tres momentos:

El primero, destacar que Salvador Sánchez Cerén, es el presidente con más votos en la historia de El Salvador, ya que con 1.495.815 de votos supera Mauricio Funes (FMLN - 2009) que obtuvo 1.354.000 de votos y a Antonio saca (ARENA - 2004) que obtuvo 1.314.436 votos.

El segundo, cuando Víctor Hugo Rodríguez, un artista salvadoreño, realizó el domingo un acto de protesta devorando parte de su papeleta. Según Víctor Hugo, su decisión representa al gran sector de la población que prefiere no ir a votar porque no se siente representado por ningún político. Así mismo, quiso mostrar su disconformidad con los candidatos de la segunda vuelta y los 10 millones de dólares invertidos en ella. “Debe haber una única elección y no gastar tanto dinero”, dijo.

El tercero, la tendencia que se está generalizando en América Latina entre los partidos de derecha y extrema derecha, como en el caso de ARENA, en no aceptar los resultados electorales cuando estos les son adversos. Dudar de un proceso que se ha considerado exquisitamente democrático y "eficiente, ágil y transparente" por los observadores internacionales, tanto en su primera vuelta como en la segunda vuelta, así como por interventores y por los medios de comunicación no partidistas, sólo trasluce los valores profundos que se quieren esconder y la falsedad de los valores que ellos identifican como democráticos.

Así hablar de "guerra", de "manipulación", de las "Fuerzas Armadas comprometidas con la democracia" y hacer un llamamiento a presionar a la Fiscalia en el recuento de votos con la presencia de los militantes de ARENA a sus puertas y por las calles adyacentes no es la mejor manera de trabajar por la paz y por una nueva sociedad con valores de justicia y libertad.

Más informaciones en los diarios: El Faro, Diario CoLatino, Contrapunto o El Diario de Hoy.

Publica un comentari a l'entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...